El motor nuestra pasión, el marketing nuestra devoción
Header

El rebadging

August 12th, 2013 | Posted by Edu! in Coches & Marketing - (0 Comments)
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

Fabrico dos, vendo uno

El esfuerzo para reducir casi hasta el mínimo los gastos, está dando lugar a que los antiguos enfrentamientos y luchas entre grupos automovilísticos, se transformen en alianzas para un aprovechamiento mutuo no sólo del know-how, sino también de la fabricación a escala.

Fusiones, absorciones y múltiples acuerdos de cooperación entre diferentes firmas automovilísticas, está provocando una alienación en el diseño de nuevos modelos, que a ojos de los más profanos, pueda parecer que una gran parte de los modelos de la misma categoría, sean similares.

Fabrico dos, vendo uno

Land Rover Discovery y Homda Crossroad

Un paso por encima de esa similitud, son los casos de rebadging, el cual es una situación en la que el mismo modelo se vende bajo dos firmas diferentes siempre en mercados distintos, no confundirlo con los casos en que una firma adquiere un número de unidades de un modelo de la competencia – bajo acuerdo – y lo modifica para venderlo bajo su marca, como son los casos del Toyota iQ y el Aston Martin Cygnet, Porsche con RUF y otros más.

Cuando se habla de rebadging, el objetivo no es utilizar un modelo ya existente y modificarle, el rebadging es simplemente la comercialización de un modelo de otra firma bajo licencia propia, reduciéndose así hasta casi desaparecer los gastos de investigación y desarrollo de un nuevo modelo, aprovechándose así del know-how ajeno.

Como es entendible, esta operación está bajo unas condiciones muy estrictas, plasmadas en unos derechos de compra beneficiosos para las dos partes, ya sea por el ahorro de una de ellas, como por la salida del stock de la otra.

Entre los diferentes temas tratados en estos derechos de compra, tienen vital relevancia los concernientes al mercado de venta del modelo adquirido o durante cuánto tiempo se comercializará, todas ellas para proteger al fabricante, pero también cuenta con clausulas que garantiza el flujo de unidades, establecer la firma comercializadora como único distribuidor en la zona o la promesa de que la empresa suministradora de autos no entre en el nuevo mercado.

El fabricante del modelo, logrará dar salida a unidades de vehículos que quizás estaban en stock para su venta en zonas o mercados en que no tiene presencia, por lo que no afectaría a sus ventas de manera directa, además de lograr una reputación como fabricante de automóviles, al haber sido seleccionado entre sus competidores e incluso presenciar como “sus modelos” se posiciona en el mercado, para una futura entrada de manera independiente y exitosa.

El Rebdging

Ford Fiesta y Mazda 121

En la mayoría de los casos de rebadging, entre las dos partes ha existido un acuerdo de intercambio de plataformas, el cual se basa en que los modelos de una de las firmas, se fabrica sobre la plataforma de modelos de marcas externas, reduciendo así el coste de diseñar, fabricar, testear y homologar la propia. Casos como el Ford Ka que utiliza la plataforma del Fiat 500 es un ejemplo claro de misma plataforma para diferente modelo y como él, la gran mayoría de autos de las grandes corporaciones como VW, GM o PSA Peugeot Citroën.

Fuente: Burply.com, LaInformación.com,  VWVortex.com, PowerZone.com,…

Galería: Google

Cuidado con la postventa

June 17th, 2013 | Posted by Edu! in Coches & Marketing - (0 Comments)
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

Preventa, venta y POSTVENTA.

Mucho cuidado hay que tener con aquellos clientes que no estiman recibir un buen servicio postventa, mucho cuidado con ellos. Cuando la persona que ha depositado su confianza en un auto, se ve engañado o estafado, un tsunami de problemas estará por llegar.

Ya se citó anteriormente, que un buen servicio postventa está a la altura en necesidad de tiempo y recursos de la empresa matriz, como el destinado a la preventa – marketing, publicidad,…- y venta, y más si estamos hablando de un mercado como el del automóvil, el cual exige una fuerte inversión – probablemente la más importante tras la compra de la vivienda – esperando que lo recibido cumple nuestras expectativas.

A pesar de que la ley – Española – ofrece dos años de garantía y una sustitución completa del auto en caso de una falla importante, en caso de no arreglarse de manera satisfactoria el problema o no sentirse satisfechos con las soluciones disponibles, el propietario del coche, puede llegar a convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para la marca, concesión o taller.

Servicio postventa

Servicio postventa

Los clientes que se sienten traicionados pueden dedicar la casi totalidad de sus esfuerzos a dar a conocer el pésimo servicio del negocio o la mala calidad – real o no – del auto y no sólo a través de las redes sociales, también de manera in situ o hasta creando web centrada en el problema.

Un ejemplo de casos ocurridos en la realidad, hace ver que una persona que se siente engañada, destina tiempo y recursos en hacerse oír, lográndolo en la mayoría de los casos por el ansia de la TV de poner en pantalla casos cuan al menos curiosos en que la temática “David contra Goliat” es el centro de la disputa.

El caso del Mini Mierda atrajo la mirada de muchos curiosos que veían como por las calles circulaba un divertido Mini en el que transportaba unos carteles. Pudiendo ser una de las curiosas campañas que realiza esta marca, lo que en realidad lo que sucedía era como el propietario del coche, cansado ya de averías, fallos y soluciones ineficaces, se vengaba de aquellos que le habían (supuestamente) engañado, incluso llegó a crear una web que llamada MiniMierda, le dio salida a su enfado.

Mini Mierda

No es solitario el caso del Mini, muchos más compradores se han sentido estafados y su mejor arma ha sido hacerse ver y oír con sus vehículos aparcados en los concesionarios donde los adquirieron, con grandes carteles tan explícitos como el de “Este coche es una ruina” en un Kia de un comprador de A Coruña, “30 meses de avería ¡¡vaya mierda de vehículo!!” de un BMW de la ciudad de Madrid, “Este coche es una mierda. Solo da problemas” de un Mazda 3 o “Este coche es una mierda” que pudo verse en un Peugeot 407. Más grave es cuando los problemas del auto, provocan no sólo facturas innecesarias, sino cuando se pierden vidas como anuncian los creadores de la web Mi Toyota se Agarrota desde su web.

Clientes de BMW y KIA enfadados

Clientes de BMW y KIA enfadados

Si el coche es de una gama alta, en la que buen servicio y lujo van de la mano, el problema puede ser peor, ya que la imagen de marca es una parte casi más valiosa que los mismos autos que venden, por lo que hechos como los ocurridos en China en que los propietarios de un Lamborghini Gallardo y un Maserati, destrozaron su coches para quejarse de los constantes problemas que estaban teniendo.

Cliente descontento

Cliente descontento

Tengan o no razón, un cliente es un cliente y un buen servicio postventa debe tener la obligación de lograr que un cliente despechado, se convierta si no en un cliente feliz, si en uno que no cause graves daños a la imagen.

Fuente: Diario Motor.com, ForoCoches.com, MiToyotaSeAgarrota.Com, Motor a Fondo.com,…

Galería: Google, MiToyotaSeAgarrota.Com

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

No sólo del precio vive el producto.

La imagen proyectada por la marca a los consumidores – actuales o potenciales – es mucho más fuerte y complicada de lo que un principio se pueda pensar, una campaña de marca equivocada, puede dar al traste cientos de miles de euros en publicidad y comunicación.

La gran mayoría de los compradores de un automóvil confiesan sin temor, que sus conocimientos sobre mecánica son casi tan limitados como los que poseen de marketing o técnicas de venta, por esta razón, a la hora de comprar un vehículo se confía en gran medida más en la marca o el nombre de la compañía, que lo que uno mismo pueda observar de cerca del vehículo. 

En un mercado como el del automóvil, cuando la gran mayoría de atributos “tangibles” son similares – precio, cuatro puertas, gasolina/diésel, cinco plazas, dimensiones, consumo – los atributos intangibles y emocionales toman una importancia que determina el sentido de la compra provocando que la marca y su posicionamiento sean una pieza clave con la que trabajar en cualquier departamento de marketing.

La marca posee cientos de atributos tanto para el consumidor y cliente – potencial o no – siendo la marca una promesa, una herramienta por la se muestra que el producto no solo resulta apetecible, sino que además lo es más que el de la competencia, por otro lado, para el fabricante la marca refleja la imagen y valores que desea transmitir al mercado, por último, para los libros de texto, se puede definir la marca como nombre, término, señal, símbolo, diseño o combinación de ellas que identifica productos y servicios de una empresa, diferenciándolos de los competidores logrando ser el mayor diferenciador entre diferentes empresas o corporaciones.

La difícil gestión de la marca – denominado Branding – consiste en trabajar sobre las percepciones del mercado por medio de estrategias y acciones, para ello, debe estar claro las diferencias entre identidad corporativa e imagen corporativa.

La primera de ellas – identidad corporativa – es el conjunto de valores y creencias que conforman la personalidad de la empres: cómo quiero que me vean, y la segunda de ellas – la imagen corporativa – es el valor que percibe el mercado de ella y se forma como resultado acumulativo de todos los mensajes – controlados y coherentes entre si – que emite la empresa: como me ven en realidad.

Resultará inútil promulgar una identidad corporativa si los hechos no lo apoyan, como le ocurrió a Toyota – compañía que intenta posicionarse como fabricante de coches de alta calidad – cuando tiene que retirar un numero muy elevado de coches de la carretera por un fallo masivo en los elevalunas eléctricos que podían provocar incendios en las puertas del auto de la misma manera que Ferrari y Aston Martin han tenido que cambiar su identidad de deportivos pura sangre extremos a una posición más relajada y familiar, para dar cabida a sus nuevos – y familiares – modelos como son el Ferrari FF y el Aston Martin Cignet.

Cuando la empresa ya ha decidido cual va a ser el posicionamiento deseado, intentará lograr por todos los medios apoderarse tanto de dicho posicionamiento como de la palabra que refleje esa idea en la mente de los consumidoresley de percepción del marketing – logrando así una posición de liderazgo difícil de arrebatar apoyado por todos los procesos de producción  financiación, RR.HH, I+D, etc actuando según dicho posicionamiento. Es seguro que nunca se verá una campaña de marketing de la marca sueca Volvo – referente de seguridad – enfatizando en los valores deportivos y radicales de sus modelos, ni la marca Skoda – vehículos de calidad a precios muy competitivos – remarcando los increíbles extras de gran lujo que se puede optar para los modelos de su marca.

Para lograr una óptima gestión de marca – o Brand Management – o incrementar el valor de la marca a tratar debemos lograr cumplir o seguir una serie de claves entre las que podemos remarcar algunas:

Mitsubishi Pajero y Nissan Moco

Mitsubishi Pajero y Nissan Moco

Mazda Laputa

La creación de un nombre fácil de recordar o reconocible es una materia reservada a los nuevos modelos/versiones, dando lugar a casos curiosos a causa de las singularidades de los diferentes idiomas como ocurrió con el caso del Mitsubishi Pajero, Mazda Laputa o el Nisan Moco.

En ciertas ocasiones, el nuevo modelo debe ser apoyado incorporando a su nombre el de la marca que lo comercializa para así aportar los valores que lleva consigo, de esta manera cuando se aprecia la campaña publicitaria del nuevo Aveo, se le incorporará la palabra Chevrolet, incrementando así la imagen deportividad americana que la palabra Chevrolet trae consigo con el riesgo que acarrea apostar la imagen de la marca en un nuevo modelo.

Lograr una alta identidad visual o alcanzar la situación en que el coche se convierte en un referente culturar es algo tremendamente difícil pero rentable, ya que el auto dejará de convertirse sólo en un medio de transporte para dar lugar a un complemento de moda como ha ocurrido con el Mini o los VW Beetle y Trasnporter.

Como ya se comentó anteriormente, la compra de atributos emocionales es de agravada importancia, por ello compañías como Range Rover, Renault o Mercedes enfatizan en que sus modelos desprendan exclusividad, calidad a buen precio y lujo de manera respectiva.

Los valores de la empresa deben impregnar hasta el último rincón de la compañía para así ser menos complicado transmitírselos a los clientes. Por esta manera marcas como Porsche o Ferrari realizan eventos en lugares como circuitos o rutas especiales, mostrando asó su carácter deportivo a sus clientes.

Asumido ya que la marca es una variable estratégica fundamental, sólo queda tratarla como tal no arruinándola como el ya mencionado caso Chevrolet.

Fuente: puromarketing.com, marketingdirecto.com, …

Galería: Google