El motor nuestra pasión, el marketing nuestra devoción
Header
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

El gran error de pensar primero en el precio.

El vehículo de cuatro ruedas que iba a motorizar a la India, comparándose con leyendas como el Ford Modelo T o el VW Beetle, lleva camino de desaparecer, ¿el problema? No hacer bien las cosas.

La India es el segundo país más poblado del mundo, circunstancia que le brinda un tremendo potencial de ventas a aquellas empresas automovilísticas que apuesten por este carismático país, caracterizado por su sociedad de castas y las diferencias de clases sociales.

Desde la compañía de capital hindú Tata, se estudió a principios del año 2005, la posibilidad de acaparar el mercado del automóvil de los estratos humildes de la población, al cual se movía en viejas motocicletas de origen japonés y en los incómodos tuc tuc.

Para ello, se decidió que el objetivo debía ser crear un coche cuyo precio fuera menor de 120.000 rupias – menos de 1.800€ – recortando gastos y lujos, entendiendo que la gran masa de compradores, adquirirían un coche de cuatro ruedas de carácter espartano, antes que cualquier motocicleta o vehículo de segunda mano.

Tata Nano Standard

El tijeretazo en costes se plasmo en un vehículo llamado Tata Nano, el cual no contaba con aire acondicionado ni calefacción – por lo menos en los modelos más modestos – elevalunas eléctricos o sistemas de seguridad pasiva como air bag, la reducción de costes se podía ver plasmada en que las diminutas ruedas del Nano, iban agarradas al vehículo con únicamente tres tornillos, reduciéndose así el coste de un cuarto e “innecesario” tornillo.

En el año 2009 se produce la venta del vehículo que revolucionaría el mercado del automóvil, con unas dimensiones de un metro y medio de ancho, algo más de tres metros de largo y unos centímetros más de un metro y medio de alto hacía presencia, o lo intentaba, ya que su motor monocilíndrico de 35 cv, apenas le dejaba superar los 100 km/h.

Las ventas previstas eran de más de 240.000 unidades anuales, cifra que jamás se llegó a alcanzar – las ventas máximas fueron en el año de su lanzamiento con poco más de 75.000 unidades – barajándose multitud de razones como responsables del catastrófico desastre.

Mala idea de slogan

Conocido en el mundo entero como el coche más barato del mundo, tuvo varios errores que hicieron que sus ventas estuvieran en unos niveles muy por debajo de lo esperado. Empezando en que la estrategia empresarial centrada en el precio y no en el producto fue el primer gran error, anteponer los costes a las necesidades del cliente y no conocer la idiosincrasia del target a  quien va dirigido fue todo un torpedo en la línea de flotación de las ventas del Tata Nano

Los clientes que deseaban adquirir uno de estos modelos Nano, se sentían intimidados por los lujosos y sofisticados concesionarios de la marca, no entrando nunca a los puntos de venta y aquellos que lo hacían, les suponía un gran esfuerzo lograr la financiación necesaria para poder acceder a uno de los modelos.

Ya con los primeros Nano en las carreteras, se descubrió que su ruidoso motor no tenía la potencia necesaria para llevar a las 5 personas que prometía el coche o que su manejabilidad y conducción era de lo más incómoda, a la inexistencia de una barra estabilizadora, pero lo que de verdad mató el Nano, fue la ruinosa campaña de marketing, relacionando el Tata Nano, con el Coche más barato del mundo.

Tata Nano

Nadie quería verse conduciendo el que era conocido como el coche low-cost una etiqueta que si en un inicio se veía como una gran carta de presentación, al poco de su comercialización, fue una tremenda roca imposible de apartar.

Desde Tata se ha intentado paliar todos los fallos de marketing y comercialización, intentando por ejemplo una mayor penetración en el mercado, colocando el Nano en centros comerciales o siendo la misma Tata la encargada de financiar el vehículo además de realizar sonoras campañas en toda la India, en la que cambiaba una moto por un modelo del Nano si éste era financiado, a pesar de todo ello, las posteriores ventas lograban mes a mes record de pérdidas y de cifras negativas en la evolución de ventas.

Gran error el de no conocer a tu cliente

Fuente: Motor Pasión Futuro.com, Diario Motor.com, Coches20.com, La Nación.com

Galería: Google

 

 

Yo no he sido

April 22nd, 2013 | Posted by Edu! in Coches & Marketing - (0 Comments)
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

Cuando tú no haces el spot.

¿Qué ocurre cuando se viraliza un falso spot y la empresa no es responsable?

¿Verdad o mentira? Desafortunados spots colgados en las redes sociales así como en la conocida web de vídeos Youtube, han empezado a viralizarse de manera alarmante en la red, sin que los responsables de los autos expuestos en ellos tengan responsabilidad o conocimiento de tales vídeos, ¿o no?

En el año 2010, estalló la polémica cuando se pudo ver desde un canal de Youtube, un incómodo spot en que se resaltaba la baja contaminación que producía los modelos TDi de Audi – perteneciente al Grupo Volkswagen – de una manera peculiar con tistes de humor negro.

El propietario de un vehículo Audi A5 TDi, intenta acabar con su vida, introduciendo una manguera desde el tubo de escape hasta el interior del vehículo, como un medio de afixiarse con los gases nocivos que deberían salir del motor, el resultado, la tecnología Clean Diesel de la marca de los cuatro aros es tan eficaz, que imposibilitó el suicidio del protagonista.

Aún más macabra fue también el spot en que un supuesto suicida se colocaba en mitad de una céntrica plaza europea, para inmolarse dentro de su VW Polo, vehículo que reunía una equipación y acabados de tan alta calidad, que cuando el explosivo que llevaba el terrorista, sólo lograba terminar con el conductor, sin provocar grandes daños en el coche y mucho menos en el exterior.

De manera más directa, fue la intervención de los presentadores del popular programa de autos de la BBC Top Gear, Jeremy Clarckson y James May, en la campaña de spots británicos del entonces novedoso VW Scirocco TDI, en el que después de unos intentos en que el VW no quedaba en muy buena posición, se terminó con el que sea posiblemente, el spot de TV más hiriente jamás creado.

Todos estos spot, tiene una virulencia muy alta, lo cual produce que sea visto por cientos de miles de personas en un espacio de tiempo muy corto, a veces de días o incluso horas, dado que las marcas reflejadas en los falsos spot, intentan por todos los medios boicotear y censurar aquellos vídeos, demostrando así su no implicación en ellos, de una manera más o menos afortunada.

Sea como sea, la virulencia del fake, corre como la pólvora y como ésta, después de explosionar ya nadie lo recuerda, claro está, hasta el siguiente.

 

Fuente: BBC.co.uk, DiarioMotor.com, guillemrecolons.com, marketingdirecto.com,…

Galería: Google

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

“La pieza hay que pedirla a Alemania”.

Un cliente contento le contará su experiencia a una persona o tal vez dos, por el contrario, un individuo que ha sufrido una mala experiencia se lo hará saber a cinco, diez o quince, además ahora con los medios online, esa impresión puede llegar a cualquier rincón del planeta.

Propagación de una mala opinión

La posibilidad de lograr un cien por cien de satisfacción de los clientes, es algo que ninguna empresa logra a conseguir, una mala tarifa o un pequeño descuido, provoca que la persona a la que debes satisfacer como cliente, se lleve consigo una mala impresión, a pesar de que no haya sido responsabilidad del negocio o local.

Hasta hace no muchos años, esta mala experiencia era puesta en conocimiento de las personas más cercanas al cliente – diez o quince personas a lo más – pero las nuevas tecnologías y la democratización de internet, ha hecho que estas opiniones – denominadas reviews – lleguen a cientos de personas de todo el planeta.

En el caso particular del turismo, las reviews están afectando muy negativamente al número de reservas, al ser el sector donde más está incidiendo esta práctica por el amplio número de opiniones de los clientes y la también enorme influencia que estas tienen en los futuros usuarios de servicios de alojamiento, circunstancia que numerosos colectivos de automovilistas, quieren traspasar al sector de los talleres de reparación ya que según la mayoría de ellos, se sienten indefensos ante ciertas prácticas que se podrían calificar como abusivas.

Con el miedo y la particularidad del carácter español – facilidad de la crítica y el gusto por el gatillo fácil – se podría indicar que centros de reparaciones de automóviles incurren en vicios tan molestos como no acatar plazos, incrementar facturas, tener el coche en la vía pública por la noche o nimiedades como entregar el coche sucio.

Imposible lograr siempre las cinco estrellas

Imposible lograr siempre las cinco estrellas

Si ya indicamos desde Coches & Marketing que en la Cadena del Éxito jugaban un papel destacable el servicio post venta y el boca/oreja, ahora más que nunca se debe incrementar el esfuerzo en estos dos eslabones para obtener una reputación online que no eche por tierra todo el trabajo realizado.

Puede darse el caso que a pesar del enorme trabajo y dinero invertido, los reviews recibidos sean muy negativos – recordamos que un cliente enfadado se lo expone a muchas más personas que uno contento – en ese caso, es responsabilidad del negocio, cambiar o evolucionar intentando lograr una mayor aceptación general, teniendo muy claro que prácticamente nunca, se logrará la tan ansiada satisfacción general.

Cuidado con la reputación online.

 

Fuente: ReviewPro, , Identidad Legítima.com, Jupiter Research Corporation,…

Galería: Google

 

No solo para vender

April 8th, 2013 | Posted by Edu! in Coches & Marketing - (0 Comments)
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

Cuando el objetivo no es vender.

En 2008 se pudo ver unos curiosos mensajes ateos – que no anticlericales – en los famosos autobuses de la capital del Tamises, como no podía ser de otra manera, polémica y repercusión mediática, acompañaron esta acción que logró dar la vuelta al globo.

Equivocadamente siempre se ha relacionado el marketing como un camino más para lograr un objetivo de ventas, error, cierto es que la mayoría de empresas y compañías que utilizan de manera correcta las diferentes herramientas que proporciona el marketing, lo realizan con el fin de aumentar sus cifras de ingresos, pero ejemplos como el “bus ateo” de Londres, demuestra que el marketing tiene unos objetivos más amplios fuera de las cifras de negocios.

Ariane Sherine con su bus ateo.

Ariane Sherine con su bus ateo.

Tal vez algunos pocos recuerden los mensajes ateos que se publicitaban en varios autobuses de las ciudades españolas como Madrid y Barcelona y que molestaron a más de un ciudadano, esta acción tuvo su nacimiento en Londres a través de la escritora y periodista Ariane Sherine.

Y como no, llegó a España.

Cuando la joven periodista de The Guardian se encontró el amenazante esloganCuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?” en los soportes publicitarios de varios autobuses del servicio público de la ciudad de Londres, se preguntó cuánto costaría colocar un mensaje algo menos amenazador y de carácter más ateo.

Algo más de veinte tres mil libras era el coste de la campaña por un par de semanas, cantidad que se logró recaudar a base de donaciones gracias al apoyo de las Asociación Humanista Británica y del divulgador científico británico Richard Dawkins, se logró superar ampliamente esa cifra, logrando que hasta 200 autobuses en Londres – 600 en todo el país de Gran Bretaña – portaran la ya tan famosa cita atea: “Probablemente dios no existe, así que deja de preocuparte y disfruta de la vida”

Tan recurrente idea no se quedó tranquila en las islas británicas, ya que saltó el charco hasta Estados Unidos, pasando por países como Australia, Alemania, Italia y España, donde adelantándose a los hechos, un pastor de la Iglesia Evangélica de Fuenlabrada (Madrid), impulso una campaña de tintes similares a la de Sherine, pero citando las bondades de la religión con el eslogan “Dios sí existe. Disfruta de la vida en Cristo” con la particularidad que una errata en la ortografía – supresión de la tilde sobre el adverbio – hacía ver el eslogan con un carácter de condicional.

Respuesta de la Iglesia Evangélica de Fuenlabrada

Con un inicio de ironía y reivindicación religiosas, se ha llegado a una campaña de marketing global, que gracias a una constante presencia en los medios, ha sido un éxito asombroso, ya que con un presupuesto reducido, se logró un impacto similar a una campaña de varios millones de dólares.

 

Fuente: busateu.org, elmundo.es, elpais.com,…

Galería: Google

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • Email
  • RSS
  • Add to favorites
  • Meneame

Como perder esos michelines tan molestos.

La vuelta del muñeco Michelín – o Bibendum, como realmente se llama – al mundo de la publicidad, ha provocado un drástico cambio en su figura, logrando perder esos kilos tan molestos en televisión.

Las modas cambian, varían e incluso se olvidan – ya nadie quiere un coche con interior de madera de nogal – y como tal, los gustos y preferencias van también cambiando, lo que hace un año era explosivo, ahora se ve tradicional y aunque lo vintage esta de mode, quien no evoluciona, se queda en la cuneta.

El icono de la popular marca de neumáticos Michelín, surgió hace más de 100 años – en 1898 – bajo el pincel del artista conocido como O?Galop, realmente llamado Marius Rossillon, que realizó un dibujo de un personaje gordo y bonachón con una copa en la mano y una leyenda que decía: “Nunc est Bibendum”, o lo que es lo mismo “es hora de beber”, que con gafas elegantes, un puro en una mano y una copa de vino en la otra, ilustraba la alta aristocracia de finales del S. XIX.

El dibujo fue visto por Édouard Michelin, que recordando las famosas palabras de su hermano y copropietario del negocio familiar – “la llanta se traga los obstáculos” – pidió al artista O?Galop cruzar su cartel con las ideas de su hermano, pero eso sí, cambiando al bonachón personaje, por una pila de neumáticos con brazos y piernas animadas como si de una persona se tratara, manteniendo en la mano en vez de una copa rebosantes de vino, otra que lo fuera de clavos y cristales rotos y voilá, uno de los iconos más reconocibles del mundo había nacido.

De gran cintura – idea que reflejaba salud y bienestar – se pasó en el año 1998 a una cintura más estilizada e incluso perdió las gafas, pero no fue hasta el año 2007 cuando dejó de ser horondo, para verse más atlético y esbelto respondiendo esta dieta adelgazante a razones puramente estéticas, al ser Bibendum protagonista de nuevo de un spot para la televisión después de más de 8 años, no entrando en los cánones de belleza actuales el viejo y gordito Bibendum.

Con el viejo Bibendum se deja patente que la salud y apariencia no sólo es territorio de las personas, las compañías, como organismos vivos que son, también sucumben a los designios de la moda.

 

Fuente: Michelin.com, MuyInteresante.es, Marketing Directo.com,…

Galería: Google